Culo veo, culo quiero. ¿Por qué?

En 1996 el neurobiólogo Giacomo Rizzolatti y su equipo estaban estudiando con primates un área del cerebro. Un investigador se metió un cacahuete en la boca y vio cómo en el cerebro de uno de los monos del estudio se activaba un área, la misma que se le activaba cuando era él mismo el que comía. 

escher_bond (1)Creyeron que era un error, pero al confirmar que ocurría una y otra vez, siguieron estudiándolo. Y así fue cómo descubrieron las neuronas espejo, responsables, dicen algunos, de nuestra empatía, que empieza por detectar la existencia del otro y termina con el contagio de su emoción.

Y, por qué no, con desear lo mismo que él para prolongarla (culo veo, culo quiero).

 

Para qué nos sirven las neuronas espejo

  • Para aprender
    • Desde que somos bebés imitamos lo que hacen nuestros padres. Sin esta capacidad innata de imitación no habría aprendizaje posible.
  • Para planificar
    • Antes de actuar, simulamos la actuación. Eso nos permite remediar errores.
  • Para entender a los demás
    • Aunque algunos investigadores creen que las neuronas espejo no van tan allá, otros aseguran que no solo simulamos nuestras futuras acciones sino también las de los demás. Nos hacen preguntarnos por qué otras personas hacen lo que hacen y nos conducen a comprenderles e incluso a sentir como ellas.

 

¿Son exclusivas de los humanos?

Algunos científicos aseguran que primates, perros, delfines y elefantes también tienen neuronas espejo. Lo creen porque además de manifestar conciencia de sí mismos individualmente (por ejemplo, en un espejo), muestran sentido de equidad.

Si los monos veían que otro mono de la jaula cambiaba una ficha por un codiciado racimo de uvas y que ellos solo iban a recibir un humilde pepino a cambio de la suya, la mayoría de las veces se negaban a entregarla por la injusticia que suponía este intercambio.

La diferencia entre los primates y los humanos es que aunque tengamos neuronas espejo similares, las nuestras desarrollan procesos cognitivos más complejos que nos permiten tanto mentir como imaginar.

__________________

Y… ¿se puede sentir empatía por alguien que no existe (todavía)?

____________________

[Fuentes: www.redesparalaciencia.com / www.eduardpunset.es / www.rtve.es / TED

www.rinconpsicologia.com / naukas.com / elpais.com / menteypsicologia.blogspot.com]

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

Un comentario en “Culo veo, culo quiero. ¿Por qué?

¡Comenta aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s