Niño filósofo busca curiosidad perdida

“Todos los niños son filósofos, pero solo unos pocos continúan siéndolo”.

Por qué, por qué, por qué. Amayita está en plena edad del por qué. Yo la veo una vez por semana así que me saco de la manga una paciencia que para otras cosas no tengo y contesto una por una a cada una de sus intrigas. Pero pienso… ¿se pasarán sus padres toda la semana argumentando? :O

 

La filosofía para niños existe (y no es lo que parece)

que_son_los_sentimientos_oscar_brenifierNo, no estaba pensando en hablarle ni a Amaya ni a cualquier otro niño de 4 años sobre Kant.

En la filosofía infantil no hay teorías filosóficas, ni ideologías, ni historia de los filosófos. Se trata simplemente de no luchar contra algo tan innato como es la curiosidad. De invitarles a pensar.

Los niños tienen problemas de niños, el objetivo de los talleres de filosofía enfocados a los más pequeños es que reflexionen sobre esos problemas y sobre las ideas cotidianas que estarán encantados de comprender.

 

¿Quién la imparte, dónde, cómo?

Me he dado una vuelta por Google para ver qué existe sobre filosofía para niños. Y hay más talleres y actividades de las que pensaba.

¿Qué son los sentimientos?, ¿qué es la felicidad? ¿Para qué sirve un amigo?  Preguntas que el niño se habrá hecho alguna vez de una u otra manera, pero que probablemente nunca habrá manifestado y mucho menos compartido con otros niños de su edad.

 

¿Por qué incluir la filosofía en la educación de un niño?

philosophy-for-children-filosofia-ninosSe trabaja la comprensión lectora y el habla; se anima a la lectura; se desarrollan capacidades cognitivas y afectivas, la imaginación, la creatividad, la innovación. Se aprende el compromiso con lo que uno dice, la argumentación y la contra-argumentación. Se asume la reflexión como medio para resolver conflictos. Se trabajan la escucha activa, el respeto por el turno de palabra, el pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional.

Y lo más importante: esa capacidad filosófica con la que el niño nace no se echa a perder. Y ese niño seguirá preguntándose por qué.

 

¿Y todo esto de dónde viene?

El primero que pensó en aplicar la fiilosofía en institutos de secundaria e incluso en los colegios de primaria fue el filósofo americano Mathew Lipman. Escribió  novelas para alumnos de secundaria en las que unos jóvenes dialogan con sus compañeros, sus padres y sus profesores sobre distintos problemas que se les presentaban en sus vidas cotidianas. No había que estudiarse a Nietzsche ni exámenes sobre Platón. Solo lectura y discusión.

Décadas después, Lipman y sus colaboradores ampliarían a FpN (Filosofía para Niños) redactando novelas para niños cada vez más pequeños.

A cada edad, claro, le corresponderían unos temas que abordar, pero la metodología sería siempre la misma: lectura de un fragmento, propuesta de preguntas y debate posterior.

Fragmento del libro "¿Qué son los sentimientos?" de la colección "Superpoderes", de Óscar Brenifier

Fragmento del libro “¿Qué son los sentimientos?” de la colección “Superpoderes”, de Óscar Brenifier, autor más asociado al movimiento de “Filosofía con niños” que al de “Filosofía para niños”.

 

 

¿Y en España?

Félix García Moriyón introdujo el movimiento de FpN en España a mediados de los años ochenta. Dio a conocer la obra de Lipman y fundó en Madrid la primera asociación de este tipo en España: la asociacion de FpN.

En los noventa, nuevas corrientes empezaron a defender que se podía prescindir de los libros de Lipman, y así fue como surgió la llamada “Filosofía con Niños” (no de niños), más “libre” y heterodoxa y con la que ellos reflexionan partiendo de sus propias preguntas.

 

¿Y hoy?

En Cataluña, el Grupo IREF15, que coordina Irene de Puig, ha desarrollado El Proyecto de Filosofía 3/18 y el Proyecto Noria. Ambos para reforzar las habilidades de pensamiento en la escuela, desde la educación infantil hasta la educación secundaria, con el objetivo de formar ciudadanos que sepan pensar.

Aunque, según nos cuenta Marta Marti, de IREF, no forma parte de la educación obligatoria, “muchas escuelas lo trabajan aprovechando diferentes momentos: las horas de tutoría, las de expresión oral, como alternativa a la religión…” .

Me encantaría presenciar una de estas clases pero no sé si habrá muchas vigentes en Madrid…

¿Se impartirá algún día con niños como asignatura obligatoria?

 

[Fuentes y más información sobre filosofía para niños y con niños: filosofiaparaninos.com o el Grupo IREF / www.montclair.edu / centrodefilosofiaparaninos / Filosofia a la de tres / artículo de Gabriel Arnaiz / entrevista a Óscar Brenifier /  Existen también una asociación asturiana y una valenciana, y este programa en el Colegio Europeo de Madrid. Gracias a Ana Isabel García, con experiencia en talleres de Filosofía con niños, por toda la información facilitada]

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

______________________________

Un comentario en “Niño filósofo busca curiosidad perdida

  1. Pingback: ¿Sabes qué es mindfulness? Tal vez lo necesitas | tienecajones

¡Comenta aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s