¿Se puede sentir empatía por alguien que no existe (todavía)?

Si ya a veces nos cuesta renunciar a algo por una persona que tenemos delante… ¿cómo no nos va a costar hacerlo por aquellos que ni siquiera han nacido aún?

Siempre me ha llamado la atención la idea del llamado altruismo intergeneracional; en otras palabras, el hecho de actuar pensando en el bien de las generaciones futuras, con las que nunca convivirás.

tandemRenunciar a algo por una persona que conoces sale casi solo. Hacerlo por aquella que no conoces de nada pero suya situación actual te remueve, sale por empatía; y hacerlo por la generación siguiente porque a ella pertenecerán tus hijos y nietos, sale por la futura relación.

Ahora bien, hay un altruismo que dista bastante de cualquiera de estos tres: el de las generaciones futuras más lejanas. ¿Por qué íba yo a quitarme de algo a cambio de que lo disfruten aquellos que nacerán dentro de 400 años?

 

¿Altruistas implica egoístas?

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHay quien piensa que todo lo que hacemos por los demás, lo hacemos en realidad por nosotros mismos y nuestra satisfacción. Algunos estudios sobre el porqué de la cooperación se centran en el beneficio obtenido tras colaborar (ya no personal sino práctico). Estas teorías explican que no ayudamos por amor al arte sino para ser ayudados. Una reciprocidad que no es exclusiva del ser humano sino que se encuentra también en diferentes especies. Doy al grupo porque quiero recibir del grupo. Beneficio a mi comunidad para beneficiarme yo.

 

¿Y si la persona por la que coopero aún no existe?

Oliver P. Hauser, de Harvard, y otros investigadores quisieron dar un paso más  y estudiar qué mueve entonces a una persona a cooperar con una generación venidera de cuyos miembros no puede esperar nada porque forman parte del futuro y no del presente.

¿Estamos dispuestos a renunciar a un recurso con tal de que los que vengan puedan utilizarlo también? ¿Nos importan algo esos seres que ni conocemos ni jamás conoceremos?

La pregunta parece retórica y poco funcional, pero su respuesta explicaría parte de nuestras actitudes ante problemas que afectan al futuro planeta, como el calentamiento global.

 

Puedes coger entre 1 y 20… ¿cuántos coges?

Los investigadores en cuestión organizaron un experimento para estudiar qué disposición tiene la gente a ayudar a la gente del futuro. Participaron “cientos de personas” (la cifra es un tanto imprecisa pero en el artículo en el que lo he leído no se concretaba más) y se los dividió en grupos de cinco personas. Cada grupo se correspondería con una generación.

A cada “generación” se le daban 100 unidades en Amazon Mechanical Turk (un mercado de trabajo colaborativo en línea). Se les dijo que cada una de las cinco personas de numeroscada generación podía coger entre 0 y 20 unidades. Después dejarían lo restante en un fondo común. Si en el fondo quedasen 51 unidades o más, se rellenaría hasta 100 y se lo pasarían a la siguiente generación (al siguiente grupo de cinco). Si quedasen menos de 51, no serían suficientes para continuar el experimento y el resto de generaciones se quedaría sin jugar.

Cuando cada jugador escogía qué hacer de manera individual, el fondo se agotaba muy pronto y pocas generaciones podían jugar. Cuando, sin embargo, dentro del grupo de cinco decidían de manera democrática (hacían una media de lo que cada uno quería llevarse), el fondo sobrevivía por muchas generaciones más.

 

¿Conclusión?

cooperarQue las decisiones que más favorecen a las generaciones futuras no son las que se toman de forma individual sino aquellas que se toman forzosamente en conjunto.

Me quedo más con la reflexión y el interés por futuros estudios más que con una conclusión, pues, además de que no me queda claro cuántas generaciones “aguantaron” en el experimento ni cómo, hemos preguntado por el procedimiento a Anxo Sánchez (Grupo Interdisciplinar de Sistemas Complejos – Departamento de Matemáticas de la Universidad Carlos III de Madrid),  quien opina que el estudio no fue lo suficientemente representativo:

“Participan en el experimento las personas que quieren de entre las apuntadas al Turk. Aparece una oferta de experimento y se apuntan los que quieren, y aceptan a todas como voluntarios al experimento. No hay una base de datos de personas a las que ofrezcas participar aleatoriamente. Además, ya por el hecho de estar en el Turk se han seleccionado; no son representativas de toda la población, sólo de aquella parte que está dispuesta a apuntarse al Turk y hacer trabajos por internet por poco dinero. Así que la muestra fácilmente no se parece en nada a la población en general.”

Habrá que seguir investigando… aunque sea por el bien de las futuras generaciones.

[Fuente: www.investigacionyciencia.es/noticias/altruismo-intergeneracional-12254]

_____________________________________________

_____________________________________________

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

Un comentario en “¿Se puede sentir empatía por alguien que no existe (todavía)?

  1. Pingback: Culo veo, culo quiero ¿Por qué? | tienecajones

¡Comenta aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s