10 prendas que quiero borrar de mi pasado

Por qué. Por qué mi pasado no me avisó de cuánto me iba a avergonzar de esto.

Ni el mal de muchos, ni el consuelo de tontos. Nada alivia el enorme ridículo que emerge de mi armario de años atrás. “Por qué. Por qué lo hiciste.” Me repito afligida. “Era la moda, no pasa nada. Adelante”, me convenzo. “Podemos seguir adelante”.

  • 1.- Pantalones de campana estilo fregona

    • Daba igual si salías en zapatillas de estar por casa. Relegaste tu pie a un papel INVISIBLE cubierto entero por un pantalón lleno de mierda.
    • Cuanto más los arrastraras, mejor… Y tu madre maldecía tu manía: “Qué asco. Joder. No te los vuelvo a planchar, esto es una guarrería. Vas limpiando las calles”.

pantalones_campana_arrastrando

  • 2.- Pendientes de aro. 

De plástico. De colores.

Por qué, Señor. Por qué.

aros_plastico_pendientes_colores

  • 3.- Collares-tatuaje

    • No te hagas la sueca. Tú también te asfixiaste la yugular con uno.

collar_tatuaje

Esto de los colores ya no lo caté (gracias al cielo). Debía de ser ya como el nivel pro de los accesorios.

collar_tatuaje_colores

  • 4.- Collares de hilo negro con tu nombre colgando en letras plateadas

    • Souvenir de cualquier destino de vacaciones que se preciara.
    • Este le perdono. Era cosa de niños y me trae buenos recuerdos de verano.

collar_cuerda_negra_con_letras_nombre_plateadas_verano

  • 5.- Chicos. La raya en medio, la cabeza lamida por una vaca y una cortinilla.

    • Más o menos así.

cortinas_raya_en_medio

  • 6.- Los cinturones de tela con hebilla plateada

    • Se llevaron tanto que hubo una época en que el Burguer los regalaba con los menús (en serio).

cinturones_tela_hebilla_plateada

  • 7.- Camisetas de un innecesario tamaño escaso

    • Lo sé. Sé que vuelven a llevarse los ombligos al aire. Pero las cosas hay que asumirlas por más que nos duelan: la tripa plana y perfecta de tus buenorros 18 se quedó allí, en los 18. Junto con la mía. Lo siento.

ensenar_ombligos_moda

  • 8.- El pantalón extremadamente bajo

    • Un grupo de adolescentes sentadas en un bordillo era una desfachatez.
    • (Me ahorro la foto)
  • 9.- Zapatos de punta extrema (una punta como para cortar filetes)

    • Afilada y penetrante. No sé explicarlo, pero no era una punta cualquiera. Eran más feos que cualquier cosa que te estés imaginando.

zapato_punta

  • 10.- Prendas y accesorios según la tribu adolescente a la que pertenecieras

    • Politos y camisas bastante horribles.
    • Plataformas bastorras en zapatones gigantes.
    • Perlas a todas horas y de todos los colores.
    • Collares de siete metros, también de perlas de plástico y también de todos las tonalidades.
    • Aglomeración extema de pulseras de colores que llegaba hasta la axila porque si no no eras guay.
    • Flequillos-filete de pollo, que tapaban un ojo o incluso los dos. Quienes los llevaban caminaban a ciegas porque creían que “para presumir, o sea, hay que sufrir”.
    • (…)

Estas son las que se nos han ocurrido echando la vista atrás…

¿Algún recuerdo horrendo que a ti también te persiga? Deshazte de él dejándolo aquí, en forma de comentario traumático.

Porque no estas solo. Porque juntos podemos superarlo.

[#TieneCAJONES que aún no me sigas en FacebookG+ y Twitter]

¡Comenta aquí!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s